Locales de ensayo y Estudio de grabación, alquiler de equipos...

PIKA STUDIOS
Estudio de Grabación y Locales de ensayo en Madrid . Pika Studios

Recordando los 90 (primera parte). · Pika Studios · Blog Pikastudios, Noticias de música

Recordando los 90 (primera parte).

(0) 22/10/2014 20:02h

No es que trate de hacer un estudio sesudo y minucioso de lo que aconteció en el panorama musical en aquella época, más que nada porque necesitaría hacer un trabajo detallado, documentarme a través de diferentes fuentes, y en fin, un aburrido largo etcétera de tareas tediosas que no son compatibles con mi ley vital del mínimo esfuerzo. Ni tampoco se trata de hacer un post erudito y moderno, hilando fino, hurgando en grupos y movimientos que cuanta menos gente conozca mejor, porque yo al menos no lo viví así.Se trata más bien  de ordenar en mi memoria una década la que, debido a mi edad, la música apareció como un elemento catalizador de un montón de sentimientos sin explicación, lógica y sentido que me atormentaban como adolescente, dándole en cierto sentido forma a éstos o al menos, permitiendo que me abriera al mundo con otra perspectiva.Y es que, a partir de ese primer momento de contacto con la música, mi sueño lejano de convertirme en una estrella del fútbol mundial, fue sustituido por el anhelo mucho más atractivo de convertirme en estrella de rock (aunque lo que principalmente me motivaba era llevar una vida de excesos, drogas y mujeres, lo que era perfectamente compatible con los dos sueños). En resumen...como todo buen adolescente era completamente gilipollas.  

EL HEAVY METAL

Sí, este fue mi primer contacto con la música. Los 90 tienden a recordarse hoy en día, injustamente a mi juicio, como la década del grunge. Sí­, en efecto que está ahí­ y tuvo su importancia (más adelante hablaré de él), pero los 90 fueron más cosas. El principio de los 90 era la época del gran combate por la corona del heavy rock entre Guns N´Roses y Metallica. Creo que tomé partido por esta lucha, y me decanté por Metallica. Quizás porque los escuché primero (ya sabéis que la primera impresión marca mucho, en todos los sentidos).O quizás  fue porque Metallica tenía una pinta más sobria, más uniformada (melena, vestir de negro y punto), y Guns N´Roses daban continuidad a una estética hortera ochentera que ya estaba más pasada que la mercromina en las rodillas. O quizás la culpa la tuvo el Black Album de Metallica, a mi gusto uno de los mejores discos de la historia de la música en general. Con Metallica se abrió la puerta, comenzaron los día sin vuelta atrá de seguir el ritmo de batería con los bolígrafos golpeando al aire, y de seguir los riffs tocando una imaginaria guitarra (el primer día en que tocamos el air guitar, eso sí que es importante y no cuando perdemos la virginidad).Os dejo el que para mí es el vídeo más significativo de los Metallica de entonces, The Unforgiven.Primero porque es una canción tremenda, segundo porque tiene para mí lo que es el mejor sólo de Kirk Hammet (y el único bueno, creo). Y tercero porque es el tipiquísimo vídeo noventero: imagen en blanco y negro, gente con cara de bajona moviéndose de manera ralentizada, y un viejo desnudo de cintura para arriba haciendo el moñas. Si seguías estos 3 parámetros en un video clip, lo petabas en los 90. Garantizado.  

Si bien a los Metallica no los he llegado a abandonar nunca en mi vida (ya ni los escucho, pero no importaría ir a otro concierto suyo ahora), mi gusto por el metal se fue diluyendo con el tiempo y dejando paso a otros gustos, no siempre más maduros.  Pero sí­ que hoy en día reconozco que salieron grupos realmente buenos. En particular, me quedo con Sepultura, y sobre todo con su album Roots, disco que me sorprendió verlo de saldo hace ya muchos años por 3 euros, como si se tratara de una cinta de gasolinera con los mejores chistes de Arévalo. Os dejo este vídeo de su actuación en Woodstock en la edición del 96. Muy bruto.
 

Y si hablas del metal en los 90, no tienes más remedio que hacer mención al nu metal, o como aquí­ lo llamamos, chandal metal. La irrupción de Deftones y Korn hicieron que de repente las rastas y trenzas sustituyeron a las melenas, los chandal de adidas a las chupas de cuero, y las zapatillas Puma a las botas rockeras. Las guitarras Ibanez llegan al poder, y los bajos de 5 cuerdas se venden más que el Marca.Si bien ya se veía venir el cisma durante los 90, la irrupción del chandal metal supuso la ruptura total entre la ortodoxia de heavy mítico con Jhayber y el moderno metalero. Os dejo el vídeo de una de las canciones que más me gustó de Korn, para mí lo mejorcito que salió de aquel movimiento.  

Y en España mientras que se hacía? Pues aquí también llegaron aires nuevos. Antes de que las tiendas Tipo se fueran a pique con el resto del sector, una adolescente Pilar Rubio seguía con especial interés (ay pájara) a un grupo que nos regaló este Jodido Facha, Hamlet.  

Pero no todos eran aires nuevos. Por lo visto en este país nos gusta lo hortera, lo empalagoso, y tendemos a mezclar lo más rancio de nuestro floklore con los aires más modernos. Y en la era en la que Mariano García, que en paz descanse, controlaba de una manera casi stalinista la producción metalera, comienza el ascenso a la incomprensiblemente gloriosa carrera del buque insignia de esta corriente, Los Mago de Oz.Y con su Jesús de Chamberí­, que el dichoso Marianito nos vendía cada 5 minutos, os dejo. Así­ me gusta, lo mejor siempre para el final.  

KIKE

Uncategorized
Anterior Siguiente

Comentarios (0)

¿Quieres comentar este post?

Escriba el código anti Spam

Política de privacidad y Responsabilidad de los comentarios

Contacto 647129277 y 679066879